jueves, 20 de enero de 2011

COMO TODOS LOS DIAS.

*** Como todos los días se levantó y fue hacia donde estaba él. Lo tomó entre sus manos, tocando su pancita ;  en pocos segundos sintió  como su boca se llenaba de su frescura invadiéndola.
Como todos los días, lo dejó para irse al trabajo pero él sabía que luego de almorzar regresaría a buscarlo  y ahi quedó, indolentemente, semi inclinado en su rincón, esperando su regreso.
Como todos los días, ella volvió después de su almuerzo... y como todos los días... antes de irse a acostar por la noche, también estuvo con él.
Y así transcurren los días entre ella y él...
Hasta que un día ella lo encuentra casi caido, ya no tiene su pancita que suavemente tocaba, con el correr de los días su vida se ha esfumado. Igualmente, se fija si aún queda algo dentro de él ... pero no, ya no hay nada... hay que reemplazarlo y dirigiéndose hacia la cajonera del baño , saca un nuevo Tubo de Pasta Dental.-




3 comentarios:

Balovega dijo...

Buenas noches..

Divertido y verdadero, a veces lo dejamos en casa a ver quien es el guapo que trae el nuevo.. jjejeje...

Un besazo y lindos sueños

Mª Carmen dijo...

JAJAJA ME GUSTÓ MUY DIVERTIDO, UN PLACER PASAR POT TU CASA,UN SALUDO.

Abuela Ciber dijo...

Estupendo relato!!!!!!!

Cariños