martes, 22 de marzo de 2011

Diferencia entre Original y Copia

*** Quiero compartir con todos este mail que me llegó.

Un joven  novicio llega al monasterio… 
La  tarea que se le asigna es la de ayudar
a los otros monjes a  transcribir los antiguos cánones
y reglas de la  Iglesia. 
Se sorprende de que  esos monjes efectúen su labor
a partir de copias y no  de los manuscritos originales. 
Va a ver al padre  abad,
le explica que si  alguien hubiese cometido
un pequeño error en la  primera copia,
ese error se propagaría  a todas las copias posteriores
y de generación en  generación. 
El  padre abad le responde: 
- Hace siglos que  procedemos así,
y copiamos a partir de  la copia precedente,
pero tu puntualización  es buena, hijo. 
A la  mañana siguiente,
el padre abad desciende  a las profundidades
del sótano del  monasterio;
a una caverna donde están  preciosamente conservados 
los manuscritos y  pergaminos originales.
Donde hace siglos que  nadie ha puesto los pies
ni abierto los cofres  que los contienen. 
Se  pasa allí la mañana entera,
después la  tarde,
después la  noche,
sin dar señales de  vida. 
Las  horas pasan y la preocupación crece
hasta el  punto en que el joven novicio
se decide a ir a ver  qué es lo que pasa. 
Baja y  encuentra al padre abad completamente ido,
las  vestiduras desgarradas,
la frente  ensangrentada,
golpeándose sin parar  la cabeza
contra los venerables  muros. 
El joven monje se  precipita sobre él y le pregunta:
-Padre abad, ¿qué le  sucede? 
-  ¡AAAAAAAAAAAHHHHHH! ... !!! 
 !!!!CARIDAD!!!!...¡¡¡¡CARIDAD!!!!...
¡¡¡Eran  votos de "CARIDAD" lo que teníamos que  hacer...
             no de "CASTIDAD”!!!

10 comentarios:

Lulu dijo...

Hola Tía Lele... jajaja si que me gusto su correo que le llego y gracias por compartirlo... cambiando de tema si que traen recuerdos las viejas planchas verdad... yo llegue a conocer las de brazas mi madre tenia una... a que planchita aquella... un gran abrazo desde México...

Susana Terrados dijo...

querida Tía Lele, es buenísima esta entrada...¿te imaginas la cantidad de errores que se pueden haber producido en las transcripciones de tantas cosas?
pero este me encantó.
Besotes.

ADELFA MARTIN dijo...

Si, estupendo,me recuerda eso del "telèfono descompuesto"...

mis cordiales saludos

Lola dijo...

jajaja,Es verdad, como se pueden distorsionar las realidades. Me ha encantado, es muy ilustrativo.

Un beso

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

¡Qué bueno jajaj!!!Lo contaré a mis monjas, a ver cómo se ríen.
Gracias amiga mía
Le dejo un beso de los míos
Sor.Cecilia

Pakiba dijo...

Me he reido a gusto, gracias querida por compartir estos momentos con todos nosotros.

Un beso

teresa dijo...

Tia Lelé ,vengo de visita a tu blog y con tu permiso me quedo en él. Me gusta tu estilo y todo lo que nos cuentas. Seguiremos en contacto. Un fuerte abrazo de tu nueva amiga y seguidora.

Adriana Alba dijo...

Jajaja, me reí mucho Tía Lelé el humor es buenísimo, gracias por compartir este post y por tus cálidas visitas a mi espacio.

Abrazos.

La Gata Coqueta dijo...

Paso a saludarte mientras me sea posible y el tiempo me lo permita, para acompañarte en el fin de semana, produciéndome una grata emoción compartirlo contigo.

Al permitirme disfrutar de tus entradas, pensadas con la lógica del sentimiento para satisfacción de todos los que tienen el gusto de leerlas y opinar del tema sobre el que verses.

Con afecto por mi parte me despido, hasta otro memento que nos siga aportando reforzar la amistad a través de las palabras en equilibrada armonía...

María del Carmen

Anónimo dijo...

jajajajajajajajajajajaja esa si estubo buenisima muy lindo