miércoles, 27 de abril de 2011

CAMBIAR

*** Su vida tenía que cambiar, ya lo tenía decidido. Si no cambiaba su vida, cambiaría la de los demás.
Estaba cansada ... muy cansada...
Siempre la misma rutina no sabe  desde hace cuánto.
Levantarse temprano, limpiar, lavar la ropa, ir al super. Cuando los hijos eran chicos  era ordenar los cuartos luego de haberles servido el desayuno, mandarlos a la escuela, fijarse si no tenían algún botón faltante en los delantales, sobre todo en el de los varones.
Ir al mercado a hacer la compra diaria para luego volver y preparar el almuerzo a horario porque su marido regresaba a  eso de las 12,30 hs. y debía regresar al trabajo, los chicos llegaban casi juntos, servía el almuerzo y hasta que no quedaba ninguno sin servir se sentaba ella.
Luego se levantaban de la mesa , su marido a dormir una media hora de siesta y los chicos, algunos a hacer su tarea, otro que iba al gimnasio, otro a inglés; y todos le demandaban que si  tenían el buzo limpio,que si las medias, que si la camisa , que si el jean ...
Todos los días fue lo mismo hasta que fueron grandes; el mayor casado, el segundo y la tercera en la facultad en otra ciudad, sólo quedaba la más chica en su último año de secundaria.
Pero ella estaba cansada ... muy cansada ...
Cuánto hacía que no iba al centro a tomar un helado con las amigas , que ya no la invitaban porque siempre tenía algo para hacer "Su familia lo demandaba"; o ir al cine con su esposo, solo fueron algunas veces cuando novios  y después de casados... sólo una vez salieron a cenar afuera; vacaciones , sólo disfrutaron una ; llegaron los hijos y el presupuesto no alcanzaba ... y así se fue postergando casi sin darse cuenta.
Su vida tenia que cambiar ... ya lo tenía decidido.
Buscando unos papeles, encontró una foto de cuando tenía ... cuántos años tenía ahí? ya ni se acordaba y al mirase en esa foto y ver su cara reflejada en el espejo se dio cuenta, cómo se le habían ido los años y se había convertido en una mujer deslucida, con ojeras, el cabello peinado al descuido, en resumen lo que el espejo le devolvió fue la imagen de una mujer frustrada.
Su vida tenía que cambiar ... ya lo había decidido.
Se dirigió al garage. Sí, esa cuerda le alcanzaba, buscó una banqueta
..................................................................................................................................

_¡ Mamá! ¡ Mamita! Mirá lo que te traje! Son unas entradas para ir al cine, luego nos iremos juntas a cenar, papá me dio el dinero, y también quiero que vayamos  al salón de peluque......
_ ¡Mamá!  Dónde estas?!


_Aquí hija, aquí estoy ...



Dibujo: extraido de internet.

6 comentarios:

OZNA-OZNA dijo...

la vida nos da un guión que no sabemos el final, pero que si tenemos y debemos luchar día a día para no caer en la desesperación y la apatía, un besin de esta asturiana amiga.

Abuela Ciber dijo...

La vida hay que lucharla a diario y si no somos felices con lo que hacemos , es tristisima vivirla

Cariños

Susana Terrados dijo...

Caramba, carambita...amiga querida, me ha dado un escalofrío al llegar al final.
Es verdad que hay veces que la vida "nos come" y es difícil tener donde agarrarse para seguir adelante...uf...
Besos.

Pakiba dijo...

La vida a veces te pone a prueba de lo que puedes aguantar y te lo dice una que por desgracia ha pasado por muchas cosas, Y por qué? porque la vida es bonita viviarla con sus amarguras, sus llantos y sus alegrias.

Cerynise dijo...

Es importante darse cuenta que hace falta ese cambio cuando es evidente y necesario , pero siempre para mejor y hacia adelante enfrentandose de cara a los problemas y sin miedos.

Que tengas un hermoso fin de semana,estimada tia Lele.

Muchos Besos!!

Adriana Alba dijo...

En ocasiones cuesta romper la rutina, por ello la mujer debe crear, porque de lo contrario su alma se marchita mas que su cuerpo y en este relato enternecedor nos demuestras que las mujeres, estamos cada vez más despiertas y encaminadas hacia la creatividad y el cambio.

excelente tia !!!