lunes, 2 de mayo de 2011

Las Dos Semillas-El valor y el miedo.

Hace poco leía una historia sobre dos semillas que fueron lanzados a la tierra. Una de ellas estaba feliz pues decía que quería tener unas raíces bien profundas y pensaba que con su fuerza podía romper la tierra que la cubría para brotar y exponer sus ramas al sol. Se decía a sí misma cuánto podía crecer y cuán maravillosos serían sus frutos y la sombra que podría cobijar a tantas personas.

La otra semilla, por su parte, pensaba en lo inseguro del mundo, estaba temerosa de que después de esforzarse tanto por surgir hasta la superficie de la tierra algún niño arrancara de raíz sus brotes, se imaginaba muriendo ante la intemperie y decidió quedar en un rincón esperando que los riesgos pasaran.

El destino de estas semillas fue muy distinto, la primera se convirtió en un gran árbol, mientras que la segunda, la que decidió quedarse en un rincón a esperar fue comida por un ave.

La confianza que tenemos en nosotros mismos es determinante para el logro de grandes cosas.
Tener claridad en cuáles son nuestras fortalezas y capacidades
 Éste es el principio del éxito y la felicidad, conocerse uno mismo. Teniendo claridad en qué sabemos hacer mejor, conociendo nuestros límites y nuestras oportunidades de desarrollo podremos orientarnos hacia el mejor camino para nosotros.



Texto extraído de Internet.-

9 comentarios:

Susana Terrados dijo...

Mi querida tia Lelé...relinda historia, la tendré presente cuando me den uno de esos ataques de mieditis que me agarrotan. Miraré al cielo por si viene algún pajarraco a comerme (es broma). Me gusta aprender.
Besos.

Pakiba dijo...

Somos como semillitas, lo que sembramos recogemos, preciosa historia que tendríamos que tener siempre presente.

Mil besos amiga.

Lola dijo...

Sencillo y clarísimo el mensaje que nos dejas hoy amiga.
Es cierto, conociendo bien cuales son nuestras fortalezas, seremos capaces de enfrentar nuevos retos.
Y todos las tenemos, al igual que las herramientas para crecer. Sólo nos hace falta creer un poquito más en nosostros mismos.

Bonita entrada amiga
Te mando un beso con todo mi cariño.

Epístola Gutierrez dijo...

Excelente texto, muy aleccionador.
Yo creoq ue con nuestros pensamientos y confianza en nosotros mismos, creamos nuestra realidad y destino.
Te dejo un beso.

La Gata Coqueta dijo...

Que agradable resulta llegar a un espacio donde cada día se dejan pensamientos e ideas que van surgiendo para compartir con los amig@s.

Estando a la vez acompañados por el sentido de una razón entusiasmada que forman una amalgama singular y a la vez de perfección, naciendo con el paso del tiempo la necesidad obligada de pasar a saludar y a dejar mis huellas como muestra de mi estimado afecto.

Un ramillete de petunias deposito entre tus manos, son del color de los sentimiento, y al mirarlas fijamente percibirás la luz del interior del alma...

Hasta otro bello momento donde la armonía se pasea por la avenida de la poesía....

María del Carmen

Maria Reina de los Mares dijo...

Hola muy agradecida por que le guste a usted lo mismo me ha pasado a mi con sus blog. gracias y le mando un beso maria

DINORAH dijo...

Hola amiguita me encanto tu reflexion !!!SEMBRAR ES OPCIONAL....COSECHAR ES OBLIGATORIO!!!! (decia mi abuela)
gracias por compartirla, lindo jueves para ti...besitos

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Tia Lelé:
Ya estoy aquí para invitarte a un sencillo juego, no te llevará ni 5', pero deseo que no te sientas obligada, sobretodo, libertad de espíritu.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

David C. dijo...

Correcto, ese es el camino, luchar valientemente por lo que pensamos es lo mejor, dentro de la moral y la etica.