martes, 17 de mayo de 2011

SIN LUZ

*** Ella vaga por las calles, la mirada perdida y una grotesca sonrisa en la boca.
Hay días en los que fija la mirada en las personas y al reconocerlas les saluda, si no es así, su reacción es un insulto.
Lejos quedaron su niñez y adolescencia feliz y tranquila en el campo.
Su matrimonio se deshizo quedando reemplazada y abandonada a su destino sin recursos.
Nadie sabe en qué momento y qué raras circunstancias hicieron que su mente se perdiera.
Pero ella no vaga sola ... De su mano a los tropiezos un angel rubio de tres años la acompaña.
Quiso Dios que su miseria no fuera vista por ella.
Los ojitos sin luz de su niña, causan que el alma se retuerza de tristeza ante  tanto miserable abandono.-











***Hoy día puedo decirles que Rosita
 está medicada y atendida por el
cariñoso cuidado de su hermano
menor que no la ha abandonado y su
niña, bajo la tutela de un matrimonio que con amor la cuida y educa.

12 comentarios:

Pakiba dijo...

Una historia entrañable, siempre hay buenas personas que te ayudan a levantarte , que Dios las acompañe.

Un abrazo fuerte.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Qué bonita historia Tia Lelé y has puesto unos dibujos muy graciosos.
Gracias
te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

OZNA-OZNA dijo...

bellisima historia cuajada de cariño y bondad, esta asturiana amiga y admiradora te da infinitas gracias por hacernos participes de ella y te manda un besin muy muy grande.

Susana Terrados dijo...

Mi querida amiga que triste es la vida, a veces, aunque sucedan pequeños milagros como en el caso de rosita con su hermano. se me encojió el corazón...
Eres un amor al comartir historias tan bonitas, por más tristes que puedan arecer.
Ojo...te sigo aunque no te escriba tan amaenudo.
Besitos.

El Panal de la Abejita dijo...

SIEMPRE ES LINDO COMPARTIR AMIGA...UNA HISTORIA PARA REFLEXIONAR... BESITOS DESDE MI PANALITO EN VENEZUELA. MARISELA:)

EVA MAGALLANES dijo...

Sin duda hay vidas que se ven enfrentadas a mucha desolación y abandono, sin duda también que cuando parece no haber salida alguna y todo es oscuridad, siempre el amor llega y con él el fin del dolor y la tristeza.¡Que todas las Rositas del planeta tengan ese amor!.
Un gusto haber llegado acá.Mi saludo fraterno desde el confín austral!

Sara O. Durán dijo...

Que pruebas tan fuertes presenta la vida ¿verdad? Favorablemente en este caso se obtuvo el apoyo, pero cuanto duele ver tanta gente sufriendo por todas partes.
Un abrazo fuerte.

Adriana Alba dijo...

La historia de Rosita es triste y en ocurre en muchos lugares.

Lo importante es que tuvo un final feliz -dentro de todo-

Tu compasión por las personas habla de tu alma generosa.

Abrazos.

Ricardo Miñana dijo...

Muy bonita la historia que conmueve el corazón, un placer leerte.
te dejo mis saludos y que tengas
una feliz semana.

Mª Carmen dijo...

QUÉ TRISTEZA DE ENTRADA, QUÉ PENA QUE EL SUFRIMIENTO PUEDA ENTURBIAR LA MENTE Y LLEGAR A ESOS EXTREMOS, MENOS MAL QUE POR LO MENOS HAY PERSONAS BUENAS QUE AYUDAN A MITIGAR ESE SUFRIMIENTO. BESOS AMIGA.

Rosana dijo...

Qué triste historia!! Ese angel rubio se merece una vida feliz y plena!!
Besos

teresa dijo...

Que pena que haya personas que por algun motivo se vean de esa forma y a la vez que alegria que haya personas generosas que vean la necesidad y la acojan.
Un beso grande para ti mi querida amiga.