martes, 31 de enero de 2012

Arroz con Leche

**** Estaba sentada mimando su panza, cuando se le "antojó" comer arroz con leche.
Mientras lo prepara recuerda por cuánto tiempo privó a sus hijos de
este rico postre...
A su criterio, ¡  llevaba mucho tiempo prepararlo !
Hasta que se percató que ese criterio  era de su mente de niña de seis o siete años que le preguntaba a su mamá  por enésima vez si faltaba mucho .
_¡ Qué lento transcrurre el tiempo cuando somos chicos !_
_ Mmmm,¡ el arroz con leche de mi madre! ¡Irrepetible! No es que tuviera grandes secretos,
simple arróz con leche ... pero preparado con leche recién ordeñada y al calor de la cocina a leña ..._
Vuelve al presente, le agrega unas cucharadas de caramelo recién preparado y listo ! A esperar que se entibie y volver a ser la niña de entonces por un ratito.-




Texto extraido de un contacto en Facebook-Imágenes de Internet.-







                             
                                                                      

8 comentarios:

El Drac dijo...

Qué precioso!! Y es cierto muchas de las trabas que tenemos para hacer cosas pertenecen a nuestro pasado; que no sabemos reconocer, al hacerlo ellas desaparecen dejándonos más libres.

Un gran abrazo

Fiaris dijo...

¡Que rico me encanta el arroz con leche!!!
abrazos

Mª Carmen dijo...

Ummmmm, qué rico, me encanta, mis hijas solo lo comen cuando lo hago yo, dicen que a ellas no les sale tan rico,jejeje.Dulce entrada querída amiga.Besitos.

Pakiba dijo...

Hay amiga el postre ideal, yo lo hago muchas veces pués a mi hija le encanta, me sale bueno, pero como el que hacia mi madre no lo consigo, le daba un toque especial, o eso me parecia a mi.

Besitos guapa.

Gabriela dijo...

El arroz con leche es uno de mis postres favoritos. El olor inconfundible de la canela lo hace más delicioso todavía.

Lola dijo...

Me han dado ganas de hacerselo a mi familia...
No lo descarto.


Un besito

Sara O. Durán dijo...

Tan delicioso que se me ha antojado. Mmm... si en mucho nos evoca la niñez, cuando llegábamos corriendo, siempre corriendo y el olor nos hacía frenarnos de súbito, jajaja.
Muchos besitos de canela y vainilla.

S.A.D.E.FILIAL VILLA MARIA dijo...

Tu texto es tan dulce y exquisito como el arroz con leche. Saludos cordiales.