sábado, 21 de enero de 2012

La Carta de Mamá.

Hola Hijo.


                    Aprovechando que tu padre tuvo que venir hacia la ciudad, llegué hasta aquí para dejarte algunas cosas.
                    El encargado me dejó entrar porque sabe que soy tu mamá, así que aproveché e hice un poco de limpieza que buena falta le hacía a tu departamento.
                    En el refrigerador encontrarás huevos, carne, verduras y unos duraznos muy ricos; son de la quinta de doña Enriqueta, que cuando pasé por el caminito que lleva hacia el molino, me vio y preguntó por tí.
                    Cuando venía hacia acá, pasé por un bazar y te compré unos pocillos para reemplazar los que tienes porque, vi la vez anterior que estuve, estaban cachados y sin asas.
                    También lavé tus calcetines que encontré tirados en el piso ( aparte de haber encontrado "otras cosas" _ ¡Hijo, no seas tan descuidado!) y unas remeras.
                    Bueno hijito, espero no te incomode haya estado en el departamento sin tu saberlo.
                    Tu padre te envía cariños que ya llegó y espera termine ésta.
                    


                     Besos, Mamá.-








PD: ¡Ah !, se me olvidó decirte  que,  cuando colgué tu ropa en el tendedero, no pude descolgar  el soutien y la tanguita  ( que seguro, "alguien olvidó") porque todavía estaban mojados.-




     



13 comentarios:

Luís Coelho dijo...

Ai ti Lé-lé...isto são coisas que se façam ao rapaz...?
Olhe tome cuidado é que ele ainda pode apanhar uma depressão...não suportam que se metam na sua propriedade e isso do fio dental nem faz bem nem mal...

Aposto que ele apenas terá olhos para algum crédito que lhe deixou na geladeira...sim, pois claro, aí não sofre inflação como outras coisas mais ...

Pakiba dijo...

Hay amiga esto son cosas que pasan cuando tenemos hijos solteros, pero ellos se lo pasan bien, que es lo que importa,jajajaja.


Un besito guapa.

Sara O. Durán dijo...

Una mamá que no sabe respetar el espacio privado de su hijo y que no supo educarlo a tiempo... El orden y la limpieza son partes fundamentales de la educación.
Muchos besos con mucho cariño, amiga.

Little Moon. dijo...

Hola Tía Lelé menuda , carta mas chula , la verdad es que son cosas de los jovenes así son ellos ja,ja, muy buena la entrada de hoy gracias por pasar , pero se puede saber donde te metes , hija ,mia besos de Lm.

MarianGardi dijo...

Buena madre pendiente siempre de los hijos.
Es lo que mas se quiere y cuanto mayor nos hacemos los necesitamos mas.
Simpática carta
un abrazo y gracias por tu estimada presencia

La Gata Coqueta dijo...



Borda el pañuelo de tus sueños de mil colores
Y en cada esquina ponle una cinta de ilusiones…

Si se pierden los encuentras
Si se alejan los acercas
Si se van los atraes

No te desveles que se enojarán
Y si se enojan te olvidarás
Que por un momento…
Has sido feliz bordando un sueño.

Un fuerte abrazo hoy desde mi tierra
Bañada por los aromas del Cantábrico.

María del Carmen

(Un despiste lo tiene cualquiera...)

Humberto Dib dijo...

Mi querida Tía Lelé, al fin llegué hasta aquí...
Mira qué carta me encuentro, me has hecho pensar si alguna vez le dejé alguna sorpresa a mi madre en mis años adolescentes. Creo que sí ;)
Un beso enorme.
HD

Miguel de la Torre Padilla dijo...

MUY BUENA ESA POSDATA. UN ABRAZO DESDE JAÉN

teresa dijo...

Tia Lelé leyendo tu texto me veia reflejada.
Las madres siempre pendientes de nuestros "niños" aunque pasen de los treinta.
Me ha gustado mucho.
Un abrazo.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Por aquí en casa tenemos un hijo muy perecido al destinatario de tu carta, y una mamá que hace las mismas cosas.

Abrazos.

La Gata Coqueta dijo...



Me detengo ante tu puerta una y una vez más y te digo: feliz domingo para ti y para todos los que te rodean acercándote la ilusión de vida…

La que nunca te olvida y te lleva en el interior del sentimiento…

Tu amiga María del Carmen


..NaNy.. dijo...

Hola paso de visita por tu blog, me gusta y me gusta tu carta curiosa pero toda verdad. Saludos

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias tia LELÉ, las madres son lago maravilloso, yo no la pude gozar mucho tiempo, siempre trabajaba.
Te dejo mi beso de ternura
Sor.Cecilia