martes, 1 de mayo de 2012

La tacita de te.

**** Un día mi mamá salió y quedé a cargo de mi papá.
Yo tendría, quizás, dos años y medio.
Alguien me había regalado un juego de te y era uno de mis juguetes favoritos.
Mi papá estaba en la sala mirando el noticiero cuando le llevé una tacita con te, que era solamente agua.
Después de varias tazas de te y de muchas alabanzas por la riquísima bebida, mi mamá llegó a la casa.
Mi papá la hizo esperar en la entrada para que me viera traerle otra taza de te, porque le parecía la cosa más tierna que había visto.
Mi mamá esperó, me vió venir caminando por el pasillo con la taza de te para mi papá y lo miró mientras se la tomaba.
Entonces, rompiendo todo el encanto, mi mamá dijo:  _ Se te ocurrió pensar que por su altura el único lugar al que ella puede alcanzar agua es ... del inodoro???

Los Padres son necesarios  ... Pero las Madres muchos más!


Texto extraido del muro del Facebook de mi amiga Marita Filippone.
Ilustración: imágenes de Internet.-

6 comentarios:

Pakiba dijo...

Pobre papa, la mamá se podria haber callado.

Sara O. Durán dijo...

Jajajaja, qué ternura.
Besos con mi cariño, amiga.

Gabriela dijo...

A eso le llamo matar un ruiseñor: matar una ilusión. En este caso dos, la de la niña y la del papá.
Creo que la mamá pudo usar otras maneras menos brusca.

La Gata Coqueta dijo...



Deseo pases un muy buen fin de semana
Y hago lo posible para que vuelen hacia ti
Estos mis sentimientos…
En los ojos una sonrisa por simpatía
En los labios un beso por valentía
Y en el corazón un abrazo mimoso por garantía

María del Carmen


Mª Carmen dijo...

jajajaja pobre papá, con la ilusión que le hizo.La mamá no debió abrir la boca jejeje.Besitos y buen finde.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola mi entrañable amiga, gracias por tu entrada.
Hoy vengo a felicitarte y te dejo mi beso de ternura
Sor.Cecilia