lunes, 21 de mayo de 2012

LA VIDA

*** Vivir puede parecer un juego, para muchos. Pero no lo es.
 Cada día , cada minuto de nuestra vida
 tiene un sentido, un valor incalculable.
Porque nunca se volverá a repetir.
Jamás regresará ese minuto, ese momento, aunque muchos parecidos escalonen la larga serie de minutos y momentos de nuestra vida. 

Por eso te dicen que aprendas a vivir sin desperdiciar ni un sólo segundo. 

No con la avidéz de un hambriento, ni con la desesperación de un moribundo.
Pero sí con la  conciente responsabilidad de hacer de cada día  de tu vida algo hermoso, útil, constructivo. 
Un eslabón perfecto en la cadena de días y de años . 

Vivir con alegría, con fe, con amor por esa vida que nos fue dada.
Encontrar en nuestra tarea, en nuestra lucha, esa especie de belleza fortificante, esa suerte de magia que hace de cada batalla ganada  un trofeo alegre, alentador.

Cada día ama. Cada día perdona. Cada día sueña. Cada día disfruta.
Y entonces sentirás que estás vivo de verdad.
Y serás rico porque serás feliz.
Mucho más que aquellos que sólo odian, castigan y maldicen.



 Autor: Anónimo
Imágenes:Internet




 


jueves, 10 de mayo de 2012

A la Gatita más dulce: Mi cariño.

                          





Cuatro añitos ronroneando,
en cada Blog que visitas
tu cariño vas dejando.


Como puedo agradecer  tanto amor expresado en esta dedicación tuya ?  
Solamente puedo hacerlo con estas palabras: Te quiero y te admiro por la calidez  y  la fuerza de voluntad que pones en cada dia de tu vida.
Besos amiga mía.- 
                                             


martes, 1 de mayo de 2012

La tacita de te.

**** Un día mi mamá salió y quedé a cargo de mi papá.
Yo tendría, quizás, dos años y medio.
Alguien me había regalado un juego de te y era uno de mis juguetes favoritos.
Mi papá estaba en la sala mirando el noticiero cuando le llevé una tacita con te, que era solamente agua.
Después de varias tazas de te y de muchas alabanzas por la riquísima bebida, mi mamá llegó a la casa.
Mi papá la hizo esperar en la entrada para que me viera traerle otra taza de te, porque le parecía la cosa más tierna que había visto.
Mi mamá esperó, me vió venir caminando por el pasillo con la taza de te para mi papá y lo miró mientras se la tomaba.
Entonces, rompiendo todo el encanto, mi mamá dijo:  _ Se te ocurrió pensar que por su altura el único lugar al que ella puede alcanzar agua es ... del inodoro???

Los Padres son necesarios  ... Pero las Madres muchos más!


Texto extraido del muro del Facebook de mi amiga Marita Filippone.
Ilustración: imágenes de Internet.-