miércoles, 20 de noviembre de 2013

El indiecito

***  Tiene una tribu de fieles guerreros que a su voz de   


_ ¡ Ataque!_

 Responden.

¿ Los ves cruzar la 

esquina dispara-
dos como flecha?

El que viene al frente

 es su "cacique".

Rubio, con su carita salpìcada

 de pecas que, por más que se lave  no se borran.

Su boca mostrando una línea de dientes desparejos, se abre en

franca carcajada.

_¡ A que te gano!_ Y sale corriendo , a lo que le dan sus 

arqueadas piernitas.

Sus ojitos tienen una mezcla de tristeza y asombro, y en el

 fondo de sus pupilas brilla una chispita traviesa que no logra 

dominar , aún, cuando queda un minuto serio.

Por su frescura, la pureza de sus sentimientos, anidada en su

 almita sencilla y caritativa, se ha ganado la amistad de quienes

 lo rodean.


Este torbellino, dueño de fantasías

 y juegos, sólo tiene ocho años; 

y vive aquí, a la vuelta de mi casa.

Dedicado a una personita que, hoy día, ya es un adolecente: Gaspar.-